Cirugía plástica para evitar el acoso

23rd Oct 2018

Cirugía plástica para evitar el acoso

Cada vez más y más niños y adolescentes recurren a las intervenciones de la cirugía plástica para corregir imperfecciones que hace que se conviertan repetidamente en víctimas de acoso.

La otoplastia, la ginecomastia y la reducción de senos son algunas de las intervenciones más comúnmente realizadas en este grupo de edades.

No existen datos sobre cuantas intervenciones de la cirugía plástica son realizadas cada año en niños y adolescentes. La Sociedad Americana de Cirujanos Plásticos lleva un registro de los procedimientos realizados, pero no para este grupo de edades.

Pero aparentemente, los números incrementan año tras año.
En la mayoría de los casos, los padres son los que solicitan la cirugía intentando evitar las consecuencias negativas que el acoso persistente pueda tener en el psique del joven o la joven. Los pacientes que solicitan la cirugía para evitar el acoso son tan menores como de seis años.

Dr. Cortes: “La cirugía plástica no solo es para mejorar la apariencia de una característica normal del cuerpo. También es para realizar intervenciones con el propósito de cambiar una característica del cuerpo para que luzca normal o darle la posición anatómica correcta. Cuando se trata de la reducción de senos realizada en adolescentes, tienen doble propósito. La primera es disminuir la presión en la columna y así permitirle a la paciente desarrollar y mantener una postura normal del cuerpo y la otra es aliviar el dolor emocional que resulta debido al acoso.”

Sin embargo, surge una nueva interrogante: ¿Deberíamos recurrir a la cirugía plástica para ayudar a nuestros niños a lucir más como sus amigos y compañeros o deberíamos alentarlos a aceptar las particularidades de sus cuerpos y amarse a sí mismos como son?


Comparte este artículo:

Llamar

Correo

Texto

Charla

Whatsapp

Instagram