Ruptura de implantes mamarios: implantes de silicona versus implantes salinos

Ruptura de Implantes Mamarios

Las mujeres que quieren mejorar el perfil o volumen de sus senos tienen dos opciones a su disposición para cumplir sus metas: implantes de silicona o implantes salinos. Antes de seleccionar alguna de estas opciones, deberías considerar varios factores. El factor más importante sobre el que deberías reflexionar es la posible ruptura de los implantes mamarios.

El riesgo de ruptura es el mismo para ambos tipos de implante mamario. Una ruptura puede ser gatillada por una falla quirúrgica, colisión, accidente, o si se ejerce una presión extrema en el seno. Es importante entender que cuando un implante mamario se rompe, las consecuencias difieren dependiendo del tipo de implante.

Ruptura de un implante mamario de gel de silicona

La ruptura de un implante de gel de silicona es más difícil de notar porque su envoltura mantiene al gel y no permite que se mueva hacia otras regiones de tu cuerpo. Cuando el tejido atrapa a la silicona liberada, el diagnóstico de una ruptura se vuelve una difícil tarea.

En palabras simples, la ruptura de un implante mamario de gel de silicona es una “ruptura silente”. Con el objetivo de mantener vigilada la salud general de tus implantes mamarios de gel de silicona, tu cirujano plástico puede recomendar exámenes de RMN en forma frecuente. Pequeños trozos de silicona que quedan libres del sitio del implante pueden entrar a tus nódulos linfáticos, pero no son peligrosos para tu salud.

Cuando el gel de silicona filtra, no presenta complicaciones a la salud en el corto o largo plazo. No hay estudios que establezcan una conexión entre la ruptura de implantes mamarios de gel de silicona y cáncer de mama, problemas en la salud reproductiva, o enfermedades como artritis. Sin embargo, cuando un implante de gel de silicona se rompe, puedes experimentar dolor en tu seno o pequeños cambios en la forma de tu seno o en tu silueta.

El implante roto puede ser removido con cirugía, y si lo deseas, puede ser reemplazado con un nuevo implante. A veces imágenes de RMN detectan un implante de silicona roto cuando la paciente no ve no siente síntomas. Si esto te ocurre a ti, tú y tu cirujano plástico pueden analizar los riesgos y beneficios de sacar el implante o dejarlo en su lugar.

Ruptura de un implante salino

El diagnóstico de la ruptura de un implante salino es muy fácil porque es claramente notorio. Cuando un implante salino se rompe, tu seno colapsa en forma inmediata o parece como si se hubiese roto. La ruptura de un implante salino es muy expresiva, y cuando ocurre, tu cuerpo absorbe la solución salina, que es segura, que filtra desde el sitio del implante.

Las buenas noticias son que la solución filtrada y absorbida por tu cuerpo es agua salada, y no produce complicaciones a la salud; sin embargo, deberás sacarte la envoltura de silicona mediante un procedimiento quirúrgico. Puedes reemplazar el implante roto con uno nuevo.

Para reducir el riesgo de ruptura del implante salino, deberías ir a un cirujano plástico experimentado, calificado, y hábil. Si ves o sientes algún cambio en el tamaño de tu seno, forma, o contorno después de los implantes, deberías ver a tu doctor inmediatamente. Más aún, es importante que mujeres con implantes mamarios de gel de silicona tengan exámenes de RMN en forma frecuente.

Deja un comentario

  • Llamar

     

    Correo

     

    Texto

     

    Messenger

     

    Whatsapp

     

    Instagram

     

    Hi there! Click one of our representatives below and we will get back to you as soon as possible.