Leyendo:
Sobrecarga de fluidos durante la liposucción
Compartir:
Image

Sobrecarga de fluidos durante la liposucción

21st Ago 2017

Sobrecarga de fluidos durante la liposucción

La liposucción es un procedimiento de cirugía plástica popular que ayuda a darle un mejor contorno al cuerpo. Si bien elimina el exceso de grasa en algunas áreas del cuerpo, no se considera como una solución para la pérdida de peso. Es mayormente realizada para ayudar a quienes han perdido mucho peso y necesitan eliminar aquellos depósitos de grasa obstinada después de la misma.

Este procedimiento quirúrgico, al igual que otros procedimientos quirúrgicos, también involucran el riesgo de desarrollar diferentes complicaciones o peligrosas condiciones de salud. Una de las complicaciones asociadas a la liposucción es el exceso de fluidos.

La cirugía de liposucción puede realizarse mediante diversas técnicas. Dependiendo del tipo de cirugía de liposucción que te realices, el cirujano puede hacer uso de diferentes fluidos para inyectar en las áreas grasas de tu cuerpo. Este fluido junto a tus grasas será succionado del cuerpo mediante una cánula. En algunas técnicas de liposucción, los fluidos también pueden ser entregados en forma intravenosa. La cantidad de estos fluidos más el efecto de la anestesia puede llevar a un exceso de fluido cuando a la cinética de fluidos no se toma cuidadosamente en consideración.

La técnica tumescente para la liposucción es una técnica que sólo hace uso de anestesia local en lugar de anestesia general. Si bien muchos prefieren este tipo de liposucción porque no requiere de anestesia general, aún existe peligro cuando la técnica tumescente e infusión de fluidos intravenosos son combinados. Es importante que los cirujanos que hagan uso de la técnica tumescente no le den a sus pacientes fluidos IV para prevenir el exceso de fluidos.

El uso de fluidos intravenosos durante la liposucción es realizado en otras técnicas de liposucción antiguas que también requieren de anestesia general. Los fluidos intravenosos son usados para prevenir otros riesgos que se deben a separación. Aparte de los fluidos intravenosos, los pacientes de liposucción también reciben transfusiones de sangre y plasma para prevenir efectos adversos.

Con la introducción de la técnica tumescente de liposucción, no hay necesidad de darle a los pacientes normo volémicos grandes cantidades de fluidos intravenosos, porque esto sólo causará más complicaciones peligrosas tales como un exceso de fluidos y el edema pulmonar.

El edema pulmonar significa que hay fluido en los pulmones y esto puede ocurrir cuando hay un exceso de fluidos. El espacio intersticial pulmonar es muy pequeño, por lo cual cuando hay exceso de fluido en los capilares, éste puede ir hacia el saco alveolar y causar el edema. Para evitar que esto ocurra, el uso de fluidos intravenosos debería evitarse cuando la liposucción tumescente se realiza. Ya habrá un exceso de fluidos que sería absorbido por el cuerpo debido a la inyección de una mezcla de fluidos en el área que se trabajará con la liposucción después de la cirugía. Si más fluido es añadido en forma intravenosa, habrá ciertamente un exceso de fluido total en el cuerpo. Además, el uso de fluidos intravenosos no debiese aplicarse que quienes se someten a una liposucción tumescente, porque los pacientes se pueden hidratar eficientemente simplemente bebiendo fluidos. Es importante notar que el edema pulmonar es una condición seria que puede ser fatal.


Comparte este artículo:

Llamar

Correo

Texto

Charla

Whatsapp

Instagram