Todo lo que debes saber sobre las complicaciones de los implantes de seno

Cada intervención quirúrgica involucra ciertos riesgos y complicaciones. Los riesgos generales de la cirugía son el sangrado, los efectos secundarios de la anestesia, la inflamación, la infección y el dolor. No hay cirugías, cualquiera sea el campo médico, que sean completamente libre de riesgos. Por supuesto, hay ciertos procedimientos que tienen menos riesgos y potenciales complicaciones que otros, pero hay pacientes que optan por someterse a cirugías riesgosas. Esto es porque los beneficios generales son mayores que los potenciales riesgos y las complicaciones.

Ha existido una mayor demanda por implantes de seno alrededor del mundo, y especialmente en el mercado de los Estados Unidos. Las mujeres optan por implantes de seno para obtener un escote que se vea mejor, una silueta más impresionante, y curvas más atractivas. Sin embargo, igual que con todas las cirugías, la cirugía de implantes de seno también presenta sus propios riesgos y complicaciones.

Abajo se listan las potenciales complicaciones de la cirugía de implantes de seno:

Deflación o ruptura

Es posible que los implantes se rompan. Cuando la envoltura de una prótesis de seno rellena con gel se rompe, puede causar que el gel se filtre del implante. Desafortunadamente, esto no siempre es fácil de notar en caso de que el gel del implante sea silicona, a menos que el implante cambie su forma. El método más efectivo para detectar una ruptura es mediante una mamografía o RMN.

Por el otro lado, es fácil detectar la ruptura de los implantes con solución salina porque ocurre una deflación. La deflación o ruptura puede ocurrir en cualquier momento después de que se realice el procedimiento de implante, ya sea durante los primeros meses o incluso algunos años después.

Hay varias razones por las cuales los implantes puedan romperse o desinflarse, las que incluyen las siguientes:

  • Daño a la envoltura de los implantes causado por el equipo quirúrgico durante la cirugía
  • Relleno excesivo o insuficiente del implante de solución salina
  • Contractura capsular
  • Capsulotomía cerrada
  • Traumas causados por manipulación física intensa
  • Exceso de compresión durante una mamografía
  • Posicionamiento de la incisión en el nivel del ombligo, al igual que otras razones que son desconocidas o no tienen explicación

Si el implante se rompe y se desinfla, otra intervención quirúrgica será necesaria para removerlos y reemplazarlos.

Contractura capsular

La contractura capsular ocurre cuando la cicatriz o cápsula que naturalmente se forma alrededor del implante se endurece y genera presión en el implante. La contractura capsular ocurre más frecuentemente en casos de infección, hematoma o seroma. En otras palabras, es la respuesta de tu sistema inmune a objetos foráneos insertados en el cuerpo, que causan la formación de cápsulas hechas por fibras de colágeno firmemente entrelazadas. Los síntomas pueden variar dependiendo de la extensión de la contractura capsular. Puede causar que tengas un seno demasiado firme, incomodidad moderada, dolor, deformidad, sensación extraña cuando tocas al implante y a veces incluso causa que el implante se mueva.

Una intervención quirúrgica será necesaria cuando el dolor y/o la dureza sea severa. El tipo de intervención quirúrgica varía dependiendo de lo severo que sea el problema. Para algunas personas, puede ser necesario remover el tejido de la cápsula, mientras que para otras, el implante debe ser removido completamente y reemplazado.

Desafortunadamente, la contractura capsular puede ocurrir nuevamente, incluso con un nuevo implante después de cirugía correctiva.

Dolor

Dolor de diferentes intensidades y de distinta duración pueden ocurrir y persistir después de la intervención quirúrgica con implantes de seno. La dimensión, ubicación, técnica quirúrgica inapropiada o contractura capsular pueden generar dolor debido al contacto con un nervio o interferencia con el movimiento del músculo. Siempre debes consultar con tu cirujano plástico si te tienes dolores terribles.

Intervenciones quirúrgicas adicionales

Las mujeres deben entender que siempre existe la posibilidad de que en algún momento con el transcurso del tiempo una intervención quirúrgica adicional puede ser necesaria para reemplazar o remover un implante. La remoción obligatoria puede ser necesaria cuando ocurre uno de los siguientes problemas: deflación/ruptura, contractura capsular, infección, migración del implante, o acumulaciones de calcio.

Además, algunas mujeres podrían decidir reemplazar sus implantes con unos implantes nuevos, mientras que otras podrían optar por removerlos completamente. Quienes no quieran reemplazar los implantes pueden terminar teniendo arrugas y flacidez en sus senos.

Resultados estéticos poco satisfactorios

Resultados poco satisfactorios después de la cirugía también son posibles. Asimetría, migración del implante, dimensiones incorrectas de los senos, una forma poco común de los senos, tactilidad del implante y visibilidad a través de la piel, una cicatriz deformada, e incluso un implante ondulado son efectos secundarios comunes a que las pacientes alrededor de todo el mundo se ven enfrentadas. En consecuencia, una preparación y planificación apropiada de los pacientes es tan importante como tener a un cirujano altamente cualificado. Una técnica quirúrgica impecable puede minimizar los resultados poco satisfactorios, pero esto, no es siempre posibles.

Infección

Una infección puede ocurrir después de cualquier intervención quirúrgica. La mayoría de las infecciones asociadas a las intervenciones quirúrgicas ocurren unos pocos días o semanas después de la cirugía. Aún así, existe el riesgo de que se infecte la herida en cualquier momento después de la intervención. Cuando esta un implante presente, la infección es más difícil de tratar que si la infección ocurriera en los tejidos normales del cuerpo. Si una infección no responde a los antibióticos, entonces puede ser necesario remover el implante. Otro implante puede ser colocado después de que la infección sea tratada.

En casos muy raros, el síndrome de shock tóxico ocurre después de una cirugía de implantes de seno. Esta es una complicación que pone en peligro la vida, y sus síntomas incluyen fiebre inesperada, vómitos, diarrea, mareos y/o eczema similares a los producidos por el sol. Debes consultar a tu doctor inmediatamente para el diagnóstico y tratamiento.

Hematoma y Seroma

Un hematoma es una acumulación de sangre en el interior de una cavidad del cuerpo, mientras que el seroma es una acumulación de líquido (en este caso, ocurre alrededor del implante o de la incisión). Si un hematoma o seroma ocurre de forma post operatoria, puede llevar a una infección o a una contractura capsular. Dolor, heridas e inflamación pueden ocurrir. Un hematoma usualmente ocurre inmediatamente después de la intervención quirúrgica, pero también puede ocurrir en cualquier momento después de que se realiza la incisión.

El cuerpo absorberá de forma natural los hematomas y los seromas menores, pero los de mayor tamaño requerirán tubos de drenaje para una sanación apropiada. Una pequeña cicatriz puede ser el resultado de un drenaje quirúrgico.

Cambios en la sensibilidad alrededor del pezón y del seno

La sensibilidad en el(los) pezón(es) o seno(s) puede verse aumentada o disminuida después de la cirugía de implantes de seno. Los cambios pueden variar entre sensibilidad intensa a nada de sensibilidad en el área de los pezones y senos después de la intervención quirúrgica. Los cambios en la sensibilidad pueden ser permanentes o temporales, lo que puede afectar la respuesta sexual o la lactancia.

Lactancia Materna

La investigación ha demostrado que es seguro para las madres con implantes de seno amamantar. Sin embargo, depende de la posición de la incisión porque la incisión periareolar, por ejemplo, puede reducir en forma significativa la habilidad que tiene una mujer de amamantar.

Acumulación de calcio en el tejido que rodea a los implantes

En algunas mamografías, podemos encontrar depósitos de calcio en el tejido mamario que a veces puede ser identificado erróneamente como cáncer. En esta situación, una cirugía adicional puede ser necesaria, al igual que una biopsia y/o remoción de los implantes para un diagnóstico apropiado.

Retraso en la sanación de las heridas

En algunos casos, el sitio de incisión no sanará normalmente. Esta situación ocurre más a menudo con pacientes que son fumadoras.

Necrosis

La necrosis de tejido graso consiste en la formación de tejido muerto alrededor del implante. Esto puede retrasar la sanación de la herida y puede llevar a una corrección quirúrgica o a una intervención diferente para remover el implante. La necrosis puede causar una deformación permanente. Las causas de la necrosis son la infección, el uso de esteroides, fumar, y la terapia con exceso de calor o frío.

Atrofia del tejido mamario

La presión causada por los implantes de seno pueden llevar al adelgazamiento y la retracción del tejido mamario. Esto puede ocurrir mientras que los implantes aún están dentro del cuerpo o después de que los implantes han sido removidos sin ser reemplazados.

Cáncer

Un error de concepto es que existe una fuerte relación entre el cáncer y los implantes de seno, pero en realidad el cáncer no es más frecuente en mujeres con implantes de seno comparado con mujeres sin implantes. Los estudios han demostrado que no hay una conexión entre el cáncer de mama y los implantes de seno.

Conclusión

Si bien los procedimientos de cirugía de seno son comunes, las mujeres aún se preocupan de los riesgos y las complicaciones. El procedimiento de aumento de seno con implantes de seno es uno de los procedimientos más requeridos y realizados en el cuerpo en los Estados Unidos y en el mundo. Puede ayudar a las mujeres a obtener los senos con los que siempre han soñado y una silueta de figura con curvas que es innegablemente atractiva.

Antes de programar una fecha para tu cirugía de aumento de seno con implantes, asegúrate de investigar y obtener toda la información que necesitas sobre el procedimiento, los riesgos y las complicaciones. Una paciente preparada tiene mayores probabilidades de obtener resultados satisfactorios después de la intervención.

Igual que cualquier otra intervención quirúrgica, la cirugía de implantes de seno tiene complicaciones. Algunas, son complicaciones generales asociadas a la anestesia y a la cirugía, mientras que otras son específicas para esta intervención como la contractura capsular, la ondulación de los implantes, la ruptura o deflación de los implantes, entre otras. Simplemente depende de si crees que estos riesgos valen la pena.

Deja un comentario

  • Llamar

     

    Correo

     

    Texto

     

    Messenger

     

    Whatsapp

     

    Instagram

     

    Hi there! Click one of our representatives below and we will get back to you as soon as possible.