UNA ABDOMINOPLASTIA PARA LA NUEVA MAMÁ

UNA ABDOMINOPLASTIA PARA LA NUEVA MAMÁ

El embarazo y el parto a menudo dejan a la madre con un exceso de piel colgante en el abdomen. Después de dar a luz, la mayoría de las mujeres aún parecen estar embarazadas, y esto puede ser muy descorazonador y una fuente de dolor emocional para muchas. Independiente de dieta y ejercicio, en la mayoría de los casos, la piel que se estiró tiene muy poca probabilidad de volver a su contorno original. Aquí es donde la abdominoplastia puede ayudar a la nueva madre.

La abdominoplastia es un procedimiento quirúrgico en el cual el exceso de grasa y piel son eliminados de las zonas centrales y bajas del abdomen. El procedimiento tensa el tejido y la fascia de la pared abdominal, resultando en un abdomen más firme y delgado.

La abdominoplastia es un procedimiento relativamente invasivo, pero la buena noticia para la nueva mamá es que existe una versión mínimamente invasiva que puede restaurar tu abdomen previo al embarazo en un alto grado. Una abdominoplastia completa te dejará con una cicatriz grande que corta a tu abdomen. Por el otro lado, si te sometes a una mini abdominoplastia que es la recomendada a la nueva mamá, la cicatriz no será tan extensa.

Para la nueva mamá, el momento en el cual realizar la abdominoplastia es muy importante. Una abdominoplastia debiese ser realizada después de que la madre haya terminado de amamantar y no tenga planes para embarazos futuros. Si la operación es realizada por un cirujano experimentado, la cicatriz de la abdominoplastia puede ser escondida bajo un bikini.

Mini abdominoplastia

Si eres una nueva madre y tu debilidad muscular y exceso de piel son mínimas, la probabilidad es que tu cirujano plástico recomiende una mini abdominoplastia; este procedimiento es perfecto para la mujer que ha experimentado en forma reciente un embarazo que la ha dejado con piel que cae desde el abdomen.

El embarazo estira los músculo abdominales. Una mini abdominoplastia puede tensar esos músculos y eliminar la piel extra y grasa acumulada en el abdomen durante el embarazo. Comparado a una abdominoplastia total, la mini abdominoplastia es más segura y menos dolorosa porque involucra una incisión de menor tamaño y se concentra en el área bajo el ombligo.

Después de una abdominoplastia, se te pedirá descansar en forma adecuada. El período de recuperación depende de cómo se sane tu cuerpo, pero en general tarda una o dos semanas para que las pacientes vuelvan a su rutina normal, si bien debieses mantenerte alejada de actividades extenuantes por las primeras tres semanas. Después del procedimiento, experimentarás cierto grado de dolor y sensibilidad en el sitio quirúrgico. Tu cirujano plástico podría recetar fármacos para el dolor.

Abdominoplastia consciente

Mientras que no es apropiado para pacientes con demasía de soltura en la piel, la abdominoplastia consiente puede ser un procedimiento de cirugía plástica apropiado para que una nueva mamá tense su abdomen. Este procedimiento es apropiado para una mujer que tiene el menor grado de piel suelta, no tiene planeados futuros embarazos, está cerca de su peso ideal, tiene in IMC menor a 30, y está en buenas condiciones de salud física y mental.

La abdominoplastia consciente se realiza bajo anestesia local. Está más al alcance de la paciente, y el riesgo y tiempo de reposo involucrado después de la abdominoplastia consiente es relativamente menor. Este procedimiento puede ser realizado junto a liposucción (un procedimiento e cirugía plástica usado para remover grasa mediante una pequeña incisión) o el uso de un láser para tensar la piel, dependiendo de tus necesidades y objetivos estéticos.

Abdominoplastia completa

Una nueva madre que tiene piel suelta substancial además de músculos del abdomen dañados puede no calificar para una mini abdominoplastia o abdominoplastia consciente. Una abdominoplastia completa puede entregarle resultados impresionantes. El procedimiento puede ser realizado en alrededor de dos horas bajo anestesia general.

El procedimiento de abdominoplastia completo involucra una incisión a lo largo de la línea de bikini entre cadera y cadera. El procedimiento repara los músculos dañados por el embarazo, ajusta la piel, elimina el exceso de grasa, y forma un nuevo ombligo. Esta cirugía plástica es un procedimiento aprobado, pero doloroso y riesgoso. Sin embargo, si tu cirujano plástico está altamente experimental y es hábil, puedes someterte a este procedimiento con confianza.

Comparado a otras cirugías, una abdominoplastia puede ser más dolorosa y crear más incomodidad durante el período de recuperación. Con la mayoría de los procedimientos de cirugía plástica, estás de vuelta a tu rutina normal en una semana, pero con una abdominoplastia, necesitas al menos dos semanas de descanso y relajación para retomar las actividades normales.

La magnitud de la cirugía puede diferir de una paciente a otra, dependiendo de cuánto ha dañado el embarazo a tus músculos abdominales y cuánto exceso de grasa y piel suelta están presentes. Dependiendo de estos factores, el largo de tu incisión puede variar entre unos pocos centímetros hasta el largo completo de tu abdomen.

Lipo-abdominoplastia

En la lipo-abdominoplastia, se realizan incisiones de la misma forma que para una abdominoplastia tradicional, pero se usa liposucción para extraer grasa y darle forma al cuerpo. En otras palabras, la lipo-abdominoplastia es una versión innovadora de la abdominoplastia que hace uso de métodos avanzados de liposucción para tensar tus músculos abdominales, eliminar grasa, y tensar tu piel.

Este procedimiento de abdominoplastia también puede entrega resultados impresionantes para la nueva mamá. Puede además adelgazar el abdomen suelto a la vez de hacerlo más tenso sacando el exceso de grasa y piel. También puede tensar músculos abdominales laxos y dañados. El uso de técnicas de liposucción puede generar el efecto de un corsé interno que puede reformar tu cintura y abdomen. Este procedimiento está ganando popularidad ya que la liposucción remueve en forma efectiva la grasa del abdomen, lados, y posterior bajo para mejorar tu silueta.

Debido a que la extensión de la laxitud de los músculos del abdomen pueden diferir de una persona a otra, hacerlo a la medida y en forma precisa son los elementos más importantes cuando se trata de una lipo-abdominoplastia positiva y efectiva. Con el objetivo de lograr resultados impresionantes que se ajusten a tus metas estéticas con este procedimiento, deberías asegurarte de ir a un cirujano plástico altamente calificado y experimentado.

Recuperación de la nueva mamá después de una abdominoplastia

Sin importar el tipo de abdominoplastia a la que se someta una nueva mamá, la piel en el área de abdomen es, a propósito, tensada en exceso durante el procedimiento. Esto puede hacer que te inclines al caminar durante la primera semana después del procedimiento. Desde la segunda semana en adelante, la piel se soltará en forma gradual hasta situarse en un lugar ideal.

Después de una cirugía de abdominoplastia, encontrarás una cánula ubicada bajo tu piel en el sitio quirúrgico. Esta cánula drenará la sangre y fluidos que se acumulan en el sitio quirúrgico durante los primeros días. El tiempo que este tubo quede puesto depende de qué tan bien y que tan rápido sanen tus heridas quirúrgicas.
Experimentarás dolor e incomodidad sin importar qué tipo de procedimiento de abdominoplastia te realices. Sin embargo, las buenas noticias son que se te administrará medicación para manejar el dolor.

No podrás manejar vehículos por al menos ocho días después de la cirugía, pero puedes volver a tu rutina normal en la tercera o cuarta semana. También experimentarás hinchazón después del procedimiento, la mayoría de la cual se desvanecerá dentro de un mes, pero se requiere de al menos cinco meses para que la hinchazón desaparezca por completa.

Riesgos y complicaciones

Todas las versiones del procedimiento de abdominoplastia viene con riesgos y complicaciones potenciales, tales como infecciones, hemorragia, inflamación intensa, y saneamiento lento. Existe también un riesgo que tu piel pueda volverse negra y morir si no obtiene el suministro sanguíneo requerido. Con el objetivo de minimizar el riesgo de infección, tu cirujano plástico puede recetar antibióticos.

Conclusión

Es importante entender que una abdominoplastia no puede eliminar todas las imperfecciones causadas por el embarazo. Una abdominoplastia no te dará el abdomen que tenías en tus años adolescentes, pero puedo decirte que reinstaura alrededor del 60 por ciento de tu abdomen pre embarazo. En cuanto a la relación entre costo y oportunidad de la abdominoplastia, terminarás con una cicatriz que irá de cadera a cadera. Con el objetivo de obtener los mejores resultados desde este procedimiento, todas las nuevas mamás deberías asegurarse de ir a un cirujano plástico experimentado y calificado.

Deja un comentario

  • Llamar

     

    Correo

     

    Texto

     

    Messenger

     

    Whatsapp

     

    Instagram

     

    Hi there! Click one of our representatives below and we will get back to you as soon as possible.