Levantamiento De Muslos

El levantamiento de muslos es un procedimiento de cirugía plástica que aborda defectos estéticos en los muslos. A medida que envejeces, los signos del envejecimiento pueden comenzar a emerger en áreas del cuerpo, incluyendo las piernas. Depósitos de grasa obstinada, piel flácida, celulitis y hoyuelos pueden aparecer en los muslos. Estos signos pueden hacer que luzcas más viejo y estéticamente poco agradable.

Los muslos flácidos lucen estéticamente desagradables, por lo que muchos pacientes que desarrollan piel flácida en los muslos experimentan una baja en su autoestima. A pesar de que algunas personas pueden lograr buenos resultados con el ejercicio y la dieta, para otras, estos enfoques podrían ser ineficaces.

¿Qué es el levantamiento de los muslos?

El levantamiento de muslos es una intervención eficaz que puede ayudarte a eliminar la piel flácida de los muslos y restaurar tus muslos juveniles, firmes y tonificados. El procedimiento lo logra mediante la extirpación quirúrgica de la piel flácida, el exceso de grasa y exceso de tejido del área superior de las piernas. Existen diferentes incisiones y técnicas quirúrgicas para realizar el levantamiento de muslos. La mejor técnica para ti depende de tus metas estéticas, la extensión de la flacidez de tu piel en los muslos y las preferencias del cirujano.

El levantamiento de muslos es un procedimiento excelente para contornear las piernas, haciéndolas lucir más uniformes, atractivas y sensuales. Si tus muslos se han vuelto flácidos y ya has probado la dieta y el ejercicio sin obtener resultados exitosos, puedes considerar una cirugía de levantamiento de muslos.

Mientras que la cirugía puede tonificar tus muslos, haciéndolos más firmes y hermosos, esto no significa que su objetivo sea específicamente la eliminación de la grasa. De hecho, la liposucción por sí sola es suficiente para eliminar la grasa de los muslos. El objetivo principal del levantamiento de muslos es remover el exceso de piel del área superior de las piernas. Sin embargo, la liposucción también se puede utilizar durante la cirugía para lograr los resultados deseados.

¿Cómo se realiza el levantamiento de muslos?

Un levantamiento de muslos es una cirugía mayor que se realiza bajo anestesia general. Después de administrar anestesia al paciente, el cirujano plástico hará incisiones en los muslos. El tamaño, la forma y el patrón de la incisión serán discutidos contigo durante la consulta. La técnica de incisión depende de la extensión de los defectos estéticos en los muslos y de tus expectativas estéticas.

Una de las técnicas comunes de la incisión es la incisión en la cara interna del muslo. Esta incisión comienza en la ingle, baja y envuelve la parte posterior del muslo. Otra técnica de incisión remueve la piel excedente de la zona de la ingle, con una incisión que llega hasta la rodilla. Por otra parte, tu cirujano plástico puede recomendarte la incisión más pequeña usada en el levantamiento de muslos que implica sólo una incisión colocada en la ingle. Todas estas son técnicas de levantamiento interno de los muslos.

La segunda incisión se denomina incisión de levantamiento de muslos en la ingle. Si necesitas contornear el área externa del muslo, se puede usar esta técnica de incisión. La incisión comienza en la ingle y continúa alrededor de la cadera y por la espalda. Es importante tener en cuenta que cuanto más avanzada y sofisticada sea la incisión, más estratégicamente se puede colocar, por lo cual las cicatrices resultantes quedan perfectamente ocultas en los pliegues de la piel y en la ropa. Sin embargo, todas las incisiones del levantamiento de muslos dejan cicatrices considerables.

Después de colocar el tipo particular de incisión en el muslo, el cirujano plástico eliminará quirúrgicamente el exceso de piel que está haciendo que tus muslos luzcan mal contorneados. El cirujano se asegurará de que los muslos estén bien formados, para que luzcan más firmes y más atractivos. En el último paso, el cirujano volverá a cubrir la piel restante y colocará suturas profundas en el tejido, lo que mantendrá los muslos recién formados en su lugar hasta que tu cuerpo sane. Las incisiones entonces serán cerradas y los vendajes serán colocados.

Recuperación después del levantamiento de muslos

Debido a que el levantamiento de muslos es una operación importante, se requiere que el paciente tome suficiente tiempo libre del trabajo para una recuperación más tranquila y segura. El período de recuperación primaria puede extenderse de 2 a 3 semanas, lo que significa que debes tomar ese tiempo libre del trabajo para tu recuperación después de la cirugía.

Después de la cirugía, se te permitirá ir a casa después de unas horas, dependiendo de tu condición de salud. Si tu salud no está estable, se te puede pedir que permanezcas durante la noche en el hospital o centro quirúrgico. Notarás que tus muslos han sido vendados para reducir la inflamación después de la cirugía y disminuir la incomodidad.

Los pacientes de levantamiento de muslos pueden experimentar cierto nivel de dolor durante las primeras 24 a 72 horas posteriores a la cirugía. La intensidad y la duración del dolor dependen de tu nivel de tolerancia al dolor y de cómo se ha realizado la cirugía. Normalmente, analgésicos orales son suficientes para contener el dolor y la incomodidad.

También notarás que cánulas de drenaje se han colocado debajo de la piel en tus muslos. Ellas están destinadas a transportar cualquier líquido y sangre que se puede descargar en los sitios de la incisión, previniendo complicaciones como seroma y hematoma.

Durante el período de recuperación, debes hacerte cargo de las incisiones. No las toques ni dejes que nadie más las toque, ya que esto puede causar infección y sangrado. Si el médico te ha prescrito medicamentos, asegúrate de tomarlos de acuerdo con sus instrucciones. También se te pedirá que vayas a una consulta de seguimiento con el cirujano después de unos días.

Los pacientes no deben realizar actividades físicas durante seis semanas después de la cirugía. Debes descansar lo suficiente durante las primeras 2-3 semanas. Evita doblarte, estirarte, correr, levantar pesas y otras actividades similares que requieran destreza física. Si tu trabajo requiere que te involucres en actividades físicamente extenuantes, deberás tomar más tiempo libre del trabajo. Seis semanas después de la cirugía, puedes reanudar las actividades físicas gradualmente.

Resultados del levantamiento de muslos

Mientras que algunos de los resultados del levantamiento de muslos serán visibles inmediatamente después de la intervención, los resultados finales serán notorios sólo después de que la inflamación postoperatoria haya desaparecido y los muslos hayan cicatrizado completamente. Notarás que después del levantamiento de muslos, la piel de tus muslos estárá más firme, más ajustada y más suave.

Los resultados del levantamiento de muslos son en su mayoría excelentes y sostenibles; sin embargo, las incisiones se convertirán en cicatrices después de la cirugía. Las cicatrices son completamente inevitables en el procedimiento de levantamiento de muslos. Las cicatrices se desvanecerán y se harán menos visibles con el paso del tiempo. Sin embargo, debes evitar exponer las cicatrices a la luz solar directa durante los primeros seis meses después de la operación porque eso puede hacer que las cicatrices empeoren y luzcan anormales.

Con el fin de prolongar los resultados del levantamiento de muslos, debes mantener un peso estable después de la intervención. Las fluctuaciones de peso pueden afectar las características estéticas de los muslos contorneados. El envejecimiento dejará su huella en tus muslos; sin embargo, ellos lucirán más jóvenes y atractivos que los muslos de las personas que no han experimentado el levantamiento de muslos.

Riesgos asociados con el levantamiento de muslos

El levantamiento de muslos no está libre de riesgos. De hecho, la cirugía es más arriesgada que muchos otros procedimientos de cirugía plástica. Durante la consulta, asegúrate de preguntar al cirujano los riesgos específicos a los que vas a estar expuesto durante el procedimiento. Si los riesgos son mayores que los beneficios de la cirugía, no debes someterte al procedimiento.

Los riesgos asociados con el levantamiento de muslos incluyen los siguientes:

Infección

Sangrado excesivo

Mala cicatrización de las heridas

Pérdida de sensibilidad en la piel

Reacción anestésica

Seroma

Hematoma

Apertura de la herida

Asimetría del muslo

Ataque al corazón

Problemas respiratorios

Dolor e incomodidad severa y prolongada

Necrosis de grasa

Muerte de la piel

Cicatrices anormales y grandes

Recurrente flacidez de la piel si la calidad de tu piel es pobre

Candidatura para el levantamiento de muslos

Para ser un buen candidato para la cirugía de levantamiento de muslos, debes tener buena salud. Si tienes enfermedades graves, debes discutirlo con el cirujano antes de la cirugía porque la cirugía puede ser arriesgada para ti en ese caso. Por ejemplo, si tienes diabetes, tendrás un mayor riesgo de sangrado y mala cicatrización de las heridas durante y después de la cirugía. Además, si estás tomando medicamentos, asegúrate de hacerlo del conocimiento de tu cirujano.

Si fumas, debes dejar de fumar dos semanas antes del procedimiento. Fumar puede desencadenar la coagulación de la sangre y la pobre cicatrización de las heridas después de la cirugía de levantamiento de muslos. Por otra parte, tus metas estéticas deben ser realistas y realizables. Asegúrate de decirle al cirujano lo que esperas que la cirugía pueda hacer por ti y cómo deseas que tus muslos luzcan después de la intervención.

Llamar

 

Correo

 

Texto

 

Messenger

 

Whatsapp

 

Instagram

 

Hi there! Click one of our representatives below and we will get back to you as soon as possible.